domingo, 25 de enero de 2015

La foto de la semana (#71)

La armería de Knott's Berry Farm

He de reconocerlo: a pesar de que ya he pisado Estados Unidos en 3 ocasiones (y me siento un privilegiado de haberlo podido hacer en 4 localizaciones distintas: New York, Ohio/Pennsylvania, Orlando y California) he de confesar que todavía hay ciertas incongruencias o elementos que me encuentro en ese país que siguen chocando contra mi personal barrera de moralidad o corrección social y se escapan a una comprensión cuanto menos primaria de los conceptos básicos.

De sobras es conocida la afición de los norteamericanos por las armas (y entendemos como armas desde el clásico rifle, pasando por la pistola, las navajas/espadas, los arcos o incluso ametralladoras o bazookas), todo lo que dispare y tenga un objetivo parece ser un objeto de culto, por lo menos para una proporción de la población yankee bastante grande. Y esto es así, una vez llegas allí lo ves con tus propios ojos y la misma sociedad te lo demuestra a las mínimas de cambio con elementos como el que nos encontramos hoy: la Overland Gun Shop, fundada en 1961 por Bob McCoy y dedicada en sus inicios a la producción de cuchillos:


En el área de Ghost Town, cerca de la entrada del famoso y conocido parque californiano de Knott's Berry Farm, encontramos (entre varias decenas de tiendecitas de todo tipo y tamaño) una muy característica llamada Overland Gun Shop, que como su propio nombre indica es una tienda donde podemos admirar y adquirir armas. Aunque el cartel indique "gun" (pistola en inglés) lo cierto es que la tienda en la actualidad no vende armas de fuego alguna y sólo dispensa réplicas de un increíble realismo además de juguetes inspirados, eso sí, en rifles y pistolas reales.

Lo que sí podemos comprar en Overland Gun Shop son armas blancas (cuchillos, espadas, sables, navajas, machetes) y estas sí son armas, no réplicas. Los únicos requisitos para poderlas adquirir como el que compra un helado de vainilla es tener más de 21 años y un permiso de tenencia de arma blanca (permiso que en EEUU es tan fácil de conseguir como un boleto de la lotería en nuestro país).

He localizado un interesante vídeo en Orange County Register donde se nos muestra y explica un poco el origen e historia de tan célebre tienda en el parque de atracciones californiano:


En mi particular afán por la investigación periodística (sin ser yo periodista ni tampoco pretenderlo, quede claro) he decidido ir un poco más allá e investigar sobre la política armamentística de este parque de atracciones en concreto. Buscando información sobre ello me he encontrado primero con la normativa que el propio parque ofrece tanto a los agentes de policía en servicio como a los retirados:

Off-duty and retired officers are allowed to have their weapons with them while visiting Knott’s Berry Farm; however, they may not ride many of the major roller coasters. If you plan on riding the roller coasters, leave your gun at home or take advantage of one of the provided gun lockers. Guns may not be placed in back packs or anywhere off person in order to ride an attraction. As you are processed through security entering the park, you should alert the security personnel that they you are an off-duty or retired officer, carrying a weapon. You may be asked to provide your license to carry the gun and your badge or credentials. Otherwise, you do not need to check in with security.

(A agentes fuera de servicio y retirados se les ofrece tener sus armas con ellos mientras visitan Knott's Berry Farm; pese a ello, no podrán riddear muchas de las major coasters. Si planeas riddear las coasters, deja tu arma en casa o guárdala en una de las consignas para armas que se ofrecen. Las armas no serán guardadas en mochilas o cualquier lugar externo a la persona en el momento de riddear la atracción. Ya que eres registrado al entrar al parque, deberás avisar al personal de seguridad de que tu eres un agente fuera de servicio o retirado portando un arma. Es posible que se te requiera mostrar tu licencia de armas y tus credenciales. De lo contrario, no es necesario que pases por seguridad.)

He dado también con un foro de discusión de aficionados a las armas llamado CalCCW (donde se encuentran miembros de la Asociación Nacional del Rifle o policías, entre otros) y he localizado el testimonio de un visitante a Knott's Berry Farm que, ante la misma duda, acudió al servicio de atención al cliente preguntando si, sin ser policía fuera de servicio o retirado, podía portar una CCW (Carrying Concealed Weapon o arma personal oculta). La respuesta del parque es bien clara:

You may carry your concealed weapon with you in the park, but you will be restricted from riding any of the roller coaster attractions. During the security check at the front of the park prior to entry, please inform the security officer of your weapon. We do have individual keyed lockers in our Security Office if you would like to place your weapon in a locker while you are in the park. Please visit our Security office located in Ghost Town directly across from the Ghost Rider queue station and next to the Ghost Town Bakery. Thank you.

Podrás portar contigo tu arma personal oculta en el parque, pero tendrás restricción de riddear cualquiera de las coasters. Durante el arco de seguridad en la entrada del parque antes de acceder, por favor informa al agente de seguridad de tu tenencia. Ofrecemos consignas individuales en nuestra Oficina de Seguridad por si deseas guardar tu arma en una consigna mientras visitas el parque. Por favor, visita la Oficina de Seguridad que localizarás en Ghost Town frente a la estación de Ghost Rider y cerca de la Ghost Town Bakery. Gracias. 

Como podemos ver, Knott's Berry Farm es un parque plenamente familiarizado con el mundo de las armas hasta el punto de poder acceder al parque con una o poder comprar réplicas y armas blancas en una tienda especializada en ello, la Overland Gun Shop.

Realmente mi intención hoy era únicamente mostraros la curiosidad de la existencia de una tienda de este tipo, pero casi sin pretenderlo me ha salido una entrada de investigación que bueno, tampoco nos resolverá la vida, pero por lo menos nos permite observar la pintoresca y singular normativa que se sigue en EEUU, no solo en las cuestiones más importantes y básicas, sino también en la vida del día a día incluso en los parques de atracciones como Knott's Berry Farm.

*****
Otras fotos de la semana:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada