martes, 30 de septiembre de 2014

Dale al PLAY (#1)


Directamente. Así es como he decidido bautizar a algo que ya os comenté que haría, complementando a la subida de episodios de Vloggercoaster.

Algun@s de vosotr@s me comentasteis por diferentes medios que echabais de menos el hecho de que en el primer episodio de Linnanmäki no se vieran los point-of-views completos de distintas tomas, una reclamación de la cual tomé nota y decidí que los colgaría aparte, para no llenar de minutos el vídeo y poder diversificar la oferta del canal de Youtube (que desde aquí mismo os invito a visitar).

Así que cada vez que cuelgue un point-of-view o un vídeo relevante en el canal usaré esta sección para presentároslo vía blog. No será una sección regular (como el Bloggercoaster Museum o la foto de la semana), sino que iré colgando puntualmente según vaya grabando y editando.

Dicho esto, hoy os presento el point-of-view (junto con alguna toma off-ride al final del mismo) de Kinji, la free-fall de Moser Rides que inauguró esta misma temporada 2014 el parque y que se siente tan espectacular como luce:


Espero que esta vez hayáis disfrutado del vídeo en su total integridad, duración y velocidad, así como también espero cualquier comentario, consejo u opinión en forma de comentario en el mismo Youtube o aquí en el blog.

Ya sabéis, si os ha gustado podéis regalarme un LIKE y si queréis disfrutar de los vídeos que vaya colgando en el canal de Youtube, la mejor manera es suscribirse al canal (es gratis, es bien).

Muchas gracias por vuestro apoyo, yo intentaré aportar siempre material de este tipo para vuestro uso y disfrute :)

lunes, 29 de septiembre de 2014

Bloggercoaster Museum (#9)


9# Primer mapa y guía de parque
(Parque de Atracciones de Vizcaya, 1974)


A menudo cuando pensamos en parques que existieron en el país pero que hace tiempo que dejaron de abrir sus puertas al público pensamos enseguida en Madrid o en Barcelona como núcleos principales de población. Y es cierto que ambas ciudades han tenido, a lo largo de su vida, no pocos recintos de este tipo que han ido abriendo y cerrando conforme han pasado las épocas (aquí mismo en el Museo Bloggercoaster así lo hemos comprobado).

Pero la pieza que os muestro hoy no pertenece a ningún parque de estas dos ciudades, aunque sí fue uno de los más representativos del cambio social, político y económico que empezó a vivirse en este país a principios de los 70, cuando un agonizante franquismo se desvanecía para dar paso a una floreciente democracia. Me refiero al Parque de Atracciones de Vizcaya (conocido también como Parque de Atracciones de Artxanda o de Bilbao), situado en la prolífica capital bilbaína y alejado del bullicio de la urbe.


Lo que tenemos aquí es la guía oficial que el parque facilitaba a sus visitantes durante los primeros años de vida del parque, consistente en un enorme desplegable tamaño DIN A2 de papel couché y en el que podíamos encontrarnos multitud de elementos visuales que reclamarían nuestra atención.

domingo, 28 de septiembre de 2014

La foto de la semana (#67)

Toverhuis en Toverland
Recién llegados ya del viaje de Holanda que hicimos durante esta semana, traigo el capazo de anécdotas y curiosidades bien lleno, así que hoy me dispongo a presentaros una curiosa ride que no tuve el honor de probar en su día en la primera visita a Toverland (allá por 2010) y que en esta ocasión sí probé con cierto asombro.

Se trata de Toverhuis, un pequeño walkthrough a través de una coqueta casita que nos llevará por alguna de sus estancias y nos invitará a pasear por los diminutos jardines exteriores de una estructura que se encuentra totalmente indoor (esto es una casa dentro de un pabellón).
El concepto de la ride es sencillo: una vez nos situamos en la puerta, se nos presenta un canasto sobre un barril y en dicho recipiente encontramos una docena de varitas de plástico imitando la textura de la madera. Estas varitas tienen incluído un botoncito que deberemos presionar cada vez que queramos que nuestro palo "dispare" a unas dianas dispuestas a lo largo del recorrido y que activan, si acertamos, curiosos efectos de movimiento, sonido o iluminación.

Apuntamos, presionamos, hacemos diana y acto seguido la ranita escupe agua. Así de sencillo.

Se nos invita también a que con cada disparo digamos animadamente Bami Salami (aunque esto es realmente prescindible, es un ingrediente más de fantasía para los más pequeños).

La casa presenta una salita pequeña donde se nos enseña un par de puntos de práctica y luego ya accedemos a una estancia entera dividida en 4 rincones tematizados y con multitud de dianas (incluso en el techo o a ras de suelo). Con dirigir nuestra varita hacia la diana, iluminada con lucecitas moradas, se activará el efecto correspondiente.

Podemos encontrar arañas que caen del techo, cortinas que se mueven, luces que empiezan a tintilear o cajones que se abren y se cierran misteriosamente.

Si salimos al exterior, como os he dicho, hay un pequeño jardín en el que también podremos activar distintos efectos (por lo que la puntería con la varita no viene condicionada por la oscuridad de la estancia) entre los cuales podemos alterar las sábanas colgadas con aire, mover una mecedora o hacer que un extraño personaje escondido suelte una sonora flatulencia.

Implementada en 2008 de la mano de Lagotronics (compañía local situada en la misma Venlo, a apenas unos kilómetros del parque), Toverhuis fue en su día una novedad muy discutida por el hecho de que cabía la posibilidad de que la futura The Wizarding World of Harry Potter, en Islands of Adventure, usara un tipo de tecnología similar a la vista a través de este sencillo y discreto proyecto (idea que años después se confirmó como descartada).
Pero nos da una idea algo diferente del concepto tradicional de shooter dark-ride, donde sí que disparamos a través de pistolas a dianas iluminadas, pero lo hacemos sentados, con un movimiento automatizado y generalmente mediante objetos unidos al tren por un engorroso cable. Y todo ello llevado a cabo por la simple colaboración de una empresa local con un parque inquieto y despierto respecto a la creación de cada una de sus novedades.

Toverhuis me llamó mucho la atención por su sencillez en el concepto pero por el genial y enorme sentido de la magia llevada al extremo, algo que por supuesto los más pequeños de la familia ven y disfrutan con tan solo agitar sus varitas mágicas.

*****

Otras fotos de la semana:

martes, 23 de septiembre de 2014

Manta (SeaWorld Orlando)

Está ya todo visto, analizado y revisado: tenemos el parque recorrido por completo, de punta a punta, tenemos todas sus rides visitadas y reconocidas, además tenemos tres de sus credits o incluso una curiosa manera de obtener un souvenir genuino del recinto. Pero nos queda quizás la pieza del engranaje definitiva, aquella que dé un sentido pleno al porqué debemos o no visitar SeaWorld Orlando, el parque al que he estado dedicando varias semanas de entradas en Bloggercoaster.

Con más de 40 años a sus espaldas el buque insignia de SeaWorld en la capital del ocio en Florida necesitaba cumplir hace 5 años con el famoso dicho de "renovarse o morir" y demostrar al mundo que Kraken, su hasta el momento joya de la corona, podía ser relevada e incluso mejorada. Y qué mejor manera para ello que contar con el mismo constructor, casi 10 años después de erigir el gigante azulado.

Por lo tanto hoy, en Bloggercoaster, observamos la grandeza de Manta, uno de los credits más aclamados y reverenciados en un ya lejano 2009 y que dejó a todos boquiabiertos tanto en su presentación como en su construcción o, lo que es más importante, en su funcionamiento.

domingo, 21 de septiembre de 2014

¡Vámonos a Holanda!

¡Menudo año llevo! Como si fueran cromos de una pequeña colección voy tachando uno a uno los destinos que he pisado durante este prolífico 2014 y la verdad es que el vistazo hacia atrás es casi mareante: Alemania, Inglaterra, Francia, Finlandia... pero como ya me encargué de explicaros hace 4 años en este mismo blog, el espíritu viajero no descansa jamás y septiembre es, tradicionalmente, uno de los meses más agradecidos para el park freak.

Con esa premisa por bandera hemos decidido juntarnos tres enfermos de esto de los parques (Lluís, Fon y un servidor) y unir fuerzas para organizar una pequeña rutita a través de dos países de sobras conocidos en el mundillo de los parques por su calidad, variedad y estilo: Alemania y Holanda.

Por lo tanto hoy, en Bloggercoaster, vengo a presentaros la que será la aventura que nos tendrá ocupados durante esta semanita que entra, una escapada tímida y fugaz que nos permitirá plantar bandera en un mínimo de 4 parques y que nos ayudará a sacar la cabeza, de nuevo, por nuestra querida Europa del norte.

4 días, 4 parques

Como os he dicho, el viaje empezará mañana mismo (lunes 22) y se extenderá durante 4 jornadas hasta el jueves 25. Partiremos de Barcelona los 3 con el objetivo de pasar por Colonia y trazar una línea prácticamente recta en diagonal con destino Amsterdam. Un hachazo por completo a los Países Bajos y un recuento de credits y parques la mar de interesante. Pero como siempre hago, vamos a repasar el planning general del viaje día a día:

Día 1: llegada "phantástica"

El amigo Fon, al que conoceréis por haber compartido conmigo el primer y completísimo viaje de este año a través de el tridente mágico de Alemania (y que me encargué de explicaros en forma de bitácoras) viajará por media España para llegar a Barcelona durante el domingo y así tener el tiempo suficiente de planificar al completo los últimos detalles del viaje antes de partir el mismo lunes a primera hora de la mañana en dirección a Koln (Colonia), al oeste de Alemania.

Raudos y sin descanso desde allí tomaremos coche de alquiler y nos desplazaremos al archiconocido Phantasialand:


¿Qué podemos decir de un parque temático que enamora por completo a sus visitantes? Black Mamba, Colorado Adventure, Winja's, Talocan... la lista de rides y coasters apetecibles que ofrece el parque es inmensa pese a lo diminuto de su tamaño (es un parque que se puede recorrer de punta a punta en menos de 10 minutos).

Estoy seguro que el disfrute en este caso será máximo y podremos riddear y probar absolutamente todo, aunque si os he de ser sincero en mi caso el ojo analítico estará centrado en la que ha sido la cacareada novedad durante estos últimos 2 años, me refiero cómo no a Chiapas:


Un flume de ultimísima generación, un juguete demasiado caro que le costó al parque la prolongación de la inauguración durante más de una temporada (estaba prevista para 2013 y finalmente fue a mediados de este 2014 cuando se produjo). Uno de esos pasos en falso de Intamin que habrá que ver qué resultados ofreció finalmente al público alemán.

Al final de la jornada nos desplazaremos hacia el norte en diagonal para hospedarnos en un complejo turístico y temático con curiosos bungalows familiares. No sabemos muy bien todavía con qué nos encontraremos, pero promete mucho.

Día 2: Troy vuelve a ser nuestra

Lejos queda ya aquél mítico RCT de 2010 en el que nos atrevimos a entrar por primera ocasión a Toverland, el parque mitad indoor/mitad outdoor situado en el extremo este de Holanda (muy cerca de la localidad fronteriza con Alemania de Venlo):


Desde entonces muchas novedades han sido añadidas, el parque invirtió una porción generosa de millones hace apenas un par de años para construir De Magische Vallei, un área completamente nueva con una coaster (Dwervelwind) y unos rápidos (Djengu River) como protagonistas de una nueva vuelta de tuerca que complementa, temática y estéticamente, la magia y fantasía que ya contenía el parque hasta ahora:


Sinceramente, le tengo muchísimas ganas a este nuevo reclamo. Toverland ya de por sí me ofrecía antes suficientes motivos para volverlo a visitar (la inimitable Troy, el entretenidísimo flume, la añorada WoodRacer,...) y ahora no hace más que llamarme más la atención, pese a que tengo hecho ya LeTwist, en LePal (Francia), una coaster clónica de la spinning de Mack Rides. Es un modelo tan divertido y bueno que estoy seguro que en su versión holandesa resultará entretenidísimo de riddear y añadir a la lista de credits.

Ese mismo día nos desplazaremos de nuevo en dirección al oeste de Holanda para alojarnos en un hotel a medio camino de absolutamente todo.

Día 3: vuelta al cuento de hadas

Efteling no falla. Si nos proponemos cruzar o visitar Holanda este parque es casi un "must do" que se topa con nosotros en pleno centro del país, un gigante del mundo de los parques temáticos que es casi cita obligatoria para cualquier entusiasta europeo y que, como no podía ser de otra manera, ocupará toda una jornada en este viaje.


En él encontraremos distintas joyas dignas de mención como la incombustible Vliegende Hollander, la carismática Joris en de Draak o la mítica Droomvlucht (que sigue siendo, sin lugar a dudas, una de las mejores dark rides del mundo).

Pero lo que centrará sobretodo mi atención en particular son los trabajos que se estén haciendo entorno a Hoogmoed, nombre que parece que recibirá la dive-machine que B&M está preparando estos días para construir y estrenar en la primavera de 2015 en el parque:


La construcción empezó a principios de mes, por lo que me imagino que como mucho veremos trabajos sobre el terreno y enormes zonas valladas, pero menos es nada, así que ahí estaremos para ver, sobre el terreno, qué se trae entre manos Efteling.

Una vez finalizada nuestra visita al parque (del cual son primerizos tanto Fon como Lluís) procederemos a viajar en dirección a la cosmopolita Amsterdam, lugar de peregrinaje tanto para turistas de todo tipo como para, porqué no, entusiastas de parques como nosotros. Allí recorreremos sus calles y entornos de la vida nocturna de la famosa Venecia holandesa.

Día 4: ¡Todo por Schwarzkopf!

Originalmente este viaje a Holanda tenía como intención el hecho de asistir a la EAS 2014 que este año tiene lugar en la capital holandesa. La intención era poder visitar los stands, grabar y fotografiar todo lo grabable y fotografiable, pero finalmente no será este el uso que le daremos a la jornada.

Ya sabéis que, como se suele decir, "la cabra siempre tira al monte", así que buscando e indagando sobre los parques holandeses y la disponibilidad de calendarios (recordad que estamos a finales de septiembre y hablamos de un jueves) cruzó nuestros caminos un parque llamado Attractiepark Slagharen:


¿Qué tiene este parque que tanto nos haya llamado la atención? Sencillo: un credit llamado Thunder Loop, con fecha de 1979 y con este espectacular aspecto:


Efectivamente, se trata de una joya oculta del siempre querido y respetado Anton Schwarzkopf. Una looping star, para ser más exactos, que vendría a ser exactamente igual a la que estuvo en Parque de Atracciones de Madrid años atrás y que, por suerte, pude probar hace apenas unos años en Italia (Zoomarine).

La calidad de Schwarzkopf una vez más reina por encima de cualquier evento que se celebre, incluso si se trata de la EAS (que por otra parte, si el año que viene quiero ir a la que se celebre, se que podré volver a tener la opción de asistir... less drama!).

Tras la visita a Attractiepark Slagharen es posible que nos decantemos por varias opciones dependiendo del tiempo que nos lleve completar este (a priori) pequeño parque. Por una parte podemos volver a Amsterdam para esperar y tomar nuestro vuelo a media tarde o, como buenos park-freaks que somos, podemos desplazarnos 15 míseros kilómetros hasta llegar a Plopsa Indoor Coevorden, un diminutísimo parque temático perteneciente a Plopsa (como su propio nombre indica) y que bien podría convertirse en el parque temático más pequeño visitado hasta el momento por un servidor:


Una pequeña joya temática que merece una visitita y que, para más inri, puede regalarnos un credit extra, que nunca viene mal.

Sea como sea (y como el tiempo nos deje que sea) a media tarde estaremos de vuelta en Amsterdam, en dirección a Schipol y con la intención de tomar el avión de vuelta a Barcelona, de regreso a nuestras casitas y con la sensación de, si todo sale bien, haber puesto el broche de oro a una escapadita completa y repleta de parques y más parques.

*****

Hecho el repaso a estos 4 días de vértigo, me dispongo ya a preparar la maleta clásica de todas las escapadas y a preparar lo indispensable para llevar en este viaje ya que mañana, a estas horas, probablemente esté ya por Alemania disfrutando de todo lo que me pueda ofrecer Phantasialand.

Como ahora ya es de dominio público, es probable que para este viaje me equipe con la cámara GoPro (además de la reflex y toda esa retahila de productos tecnológicos del demonio). Así pues, es también posible que en futuros episodios de Vloggercoaster os ofrezca un punto de vista distinto sobre parques como el propio Phantasialand o Efteling o Toverland...

¡Cómo! ¿Que no conoces todavía qué es el Proyecto Vloggercoaster? Pásate por esta entrada y descúbrelo mientras yo me dispongo a ordenar camisetas, ropa interior, tarjetas SD y cables de recarga. ¡Todo a la vez y con un solo brazo! (bueno esto último no es así, pero le da épica al momento).