domingo, 22 de abril de 2012

La foto de la semana (#19)


 La peor dark ride del mundo

¡Ah, las dark rides!. Todo aquél que me conoce, parquerilmente hablando, sabe que son mi devoción y que todo parque que incluya almenos una de ellas será admirado por mi, independientemente de la relevancia de sus credits o la cantidad de coasters que tenga. En muchas ocasiones me han preguntado sobre la mejor dark ride, la más interesante, la más compleja o la que mejores efectos me ofrecía, pero creo que hasta el día de hoy no me han llegado a preguntar jamás sobre todo lo contrario, la peor. Y existe.

Existe una dark ride que, por sus características y tipología, hace que sólo pensar en ella el vello se me erice hasta tal nivel que necesito olvidarla rápidamente, por miedo a volver a caer en las garras de la oscura cutrez de sus tenebrosos pasillos. Existe una dark ride que juguetea inocentemente con mi angustia hasta hacerme sudar sólo recordando la vergüenza que en su día pasé (y que volví a pasar, pues quise riddear en varias ocasiones para comprobar hasta dónde llegaban los límites de mi aguante físico y, sobretodo, psicológico).

Se trata de Spookslot, en Drievliet Family Park, un pequeño y coqueto parque de atracciones situado en Den Haag (Holanda) el cual tuve el placer de visitar hace un año y medio y al que recomiendo desde aquí realizar una escapadita en alguna ocasión, no os decepcionará su trato al cliente así como su hermosa variedad en coasters y rides. PERO, y hay un gran pero, Spookslot vendría a ser la oveja negra que toda buena familia tiene entre sus miembros, la ride que no dudaría en fulminar de entre todas sus rides.

El concepto de Spookslot engaña, pues la fachada de la ride imita de manera bastante resultona la fachada de un hotel abandonado con un buen número de detalles en su decoración y con el aspecto de llevar muchos años ofreciendo terror gratuito a quien se atreve a adentrarse en su interior montado en sus vagonetas. Pero una vez entras descubres con horror el máximo nivel de lo cutre, lo artificial y lo terriblemente aburrido: dos pasillos en forma de S te harán vivir durante un par de minutos el horror de las luces de colores sin sentido, los payasos pintados con fluorescente en las paredes de cartón y lo remoto de una ridícula máscara de monstruo ensamblada sobre el pobre cuerpo de un maniquí zarandeado continuamente por un pistón hidráulico que, para más inri, silva de una manera ridícula en cada uno de sus aireados chispeos.

Salí de Spookslot traumatizado, plenamente traumatizado. Blanco, diría yo. Lo cierto es que lo primero que exclamé pese a estar solo (y esto es verídico) fue: "estoy ante la peor dark ride de la historia". Y de momento conserva el título. Ha encontrado competidoras en ferias o incluso en otros parques de renombre, pero amigos y amigas nada es comparable al cutrerío que me ofreció Spookslot y su funesto carrousel en versión oscura y fluorescente.

*****

En anteriores fotos de la semana:

5 comentarios:

  1. Buena y curiosa entrada... yo por mi poquísima experiencia parqueril comentar que para mi la peor sin duda, es la cueva de las tarántulas del PAM... me gustaba mas aquella cueva piratas de los 70 con sus FX hechos con espejos ;) Por cierto, si silva el pistón es neumático no hidráulico ;)

    SALu2

    ResponderEliminar
  2. Yo adoro las rides cutrongas, siempre que estén rodeadas de calidad. Dark ride de Alicia <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creeme, aquella supera a esta MUCHÍSIMO, aquella por lo menos tenía historia, animatronics, estructura, etc... esta es lo más parecido a meterte en una habitación oscura encima de un carrito de la compra.

      Eliminar
  3. Ojo. OJO. Dark ride de Steinwasen Park. Le hace la COMPETENCIA segurísimo. Algo infecto, infame. Raúl y Oriol estuvieron de testigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dientes largos ya sólo de leerlo jajaja

      Eliminar