martes, 21 de julio de 2015

Busch Gardens Tampa: Egypt

A estas alturas del viaje por el enorme parque temático de Busch Gardens Tampa hemos podido pasear por un sinfín de países y regiones, la mayoría de ellas de inspiración africana, donde hemos podido encontrar theming basado en poblaciones, ciudades o grandes áreas de flora y fauna prácticamente salvaje. Desde el norte hasta el sur, pasando por la amplia Sabana del centro, tenemos visto casi todo el continente africano aunque nos queda una última área temática que juega con elementos totalmente distintos al resto: su aridez y la profusión de arena.

Pero antes de lanzarnos en una expedición por un mundo repleto de ruinas milenarias y monumentos faraónicos, es momento de recopilar en forma de lista todas las entradas dedicadas a las distintas áreas temáticas que hemos visitado hasta ahora:

Por lo tanto hoy, en Bloggercoaster, es momento de retomar la ruta en un episodio final dedicado a uno de los países más exóticos e icónicos del mundo, me refiero al área temática de Egypt:


La estructura del área de Egypt, si nos ceñimos estrictamente a la forma en la que Busch Gardens Tampa nos había presentado el resto de áreas, es un tanto distinta y residual, resultando en un área a la que debemos acceder si queremos ver, pero que no veremos si la pasamos de largo. Por suerte las sinuosas vías de Montu atraerán nuestra mirada con facilidad.

Una buena manera de llegar a Egypt desde cualquier otra parte del parque es la estación de ferrocarril que hay en uno de los laterales del área, estación a la que podremos llegar desde un par de áreas repartidas por todo el parque y desde la cual podremos salir en dirección a lugares repletos de buenas vistas y paisajes como Edge of Africa o Stanleyville:



Hasta el momento en el que hice la visita (recordad que estamos hablando de noviembre de 2013), el área de Egypt escondía en su interior únicamente dos edificaciones destacadas y visitadas: una de ellas es la nombrada Montu, la otra es el Crown Colony House Restaurant, un gigantesco edificio colonial repleto de bonitos salones de madera y terrazas acristaladas, además de tener también el Crown Colony House Cafe, por si queremos pasar un rato por las instalaciones pero sin comer en el que es el restaurante más caro de todo el parque:


Si no optamos por llenar el estómago sino más bien por removerlo, es momento de adentrarse poco a poco en la sequedad de los senderos, la proliferación de las palmeras y la arena a lado y lado del camino y de empezar a ver alzarse ante nosotros grandes muros ocres puesto que empieza a presentarse ante nosotros la misteriosa zona de Montu:


Efectivamente, el theming egipcio va haciendo acto de presencia y nos encontraremos una buena colección de paredes repletas de jeroglíficos además de grandes estatuas de imitación de granito observando nuestro paso hasta llegar a las puertas de la coaster:


Lugar en el que directamente se abre una plaza llena de columnas genialmente decoradas que resguardan la que, después veremos, es la tienda oficial de este credit con gran fama mundial. Tras los muros derruidos de un antiguo templo que parecía alzarse una veintena de metros por encima de nuestras cabezas, es donde finalmente encontraremos nuestra recompensa:


He de destacar dos aspectos que me llamaron la atención de este punto: el primero es la dificilísima tarea de poder otorgar un porcentaje de sombra aceptable para un área inspirada en un lugar desértico. Para ello el parque hace uso de conceptos como las palmeras, los toldos o algunas estructuras cubiertas como portales, columnatas u arcos.

El segundo concepto que me llama la atención es que en los casi 20 años que tiene esta coaster, el parque no se ha fijado en incluir a sus alrededores una flat que complemente el área, dejando que prácticamente todo el área gire alrededor de una major durante dos décadas. Es admirable, aunque también cuestionable, porqué no decirlo...

Llegan las inversiones egipcias

Montu es, como os comentaba antes, una de las inverted-coasters de B&M más admiradas y valoradas en todo el mundo y, pese a que tengo la ligera sospecha de que goza de un estado algo sobrevalorado, sí es verdad que estamos ante una pieza de los suizos digna de admirar, pues su construcción se remonta a cuando B&M trataba de impresionar al mundo con sus inveriones y estructuras (no como ahora que, por así decirlo, tiene el trono ya hecho).

Otro de los conceptos que me chocaron directamente, quizás por el hype que se habían encargado de venderme entorno a este credit, fue la idea de que la estación gozaba de un buen nivel de theming, de acuerdo, pero no quizás del nivel que me habían asegurado. Pese a todo uno, antes de entrar en una especie de laberinto de paredes llenas de jeroglíficos y murales pintados en la pared, se encuentra con dos elementos clásicos de los parques Busch Gardens y también, porqué no, de la mayoría de parques de atracciones tales como la zona de consignas (a 1$ la taquilla) y el asiento de pruebas para ver si cabemos o no en este gigante azul marino:


Una vez recorremos los pasillos y accedemos a la estación, es momento de guardar cola para acceder a la vía que deseemos y tomar asiento para vivir un recorrido vertiginoso y bastante dinámico.

Como siempre, voy a acompañar este pequeño análisis con un vídeo on-ride de la coaster, para que podamos ir viendo los distintos elementos y diferenciarlos uno a uno. En esta ocasión opto por usar el de Pixels at the Parks, un canal de Youtube que guarda un buen puñado de grabaciones en bastantes buenas condiciones (teniendo en cuenta que Busch Gardens Tampa es uno de esos parques que se rige por NO ofrecer vídeos point-of-view oficiales):


Como podemos ver desde un primer momento, la salida de estación y enlace con lift es algo que en esta coaster se reduce al mínimo, pero aún así goza de bastante buena presencia ante el público que ve por primera vez la coaster ya que es una curva muy bonita, vallada, pero de gran acceso visual (algo típico de las B&M de la década de los 90, por otra parte):


Inmediatamente encararemos un lift que nos elevará hacia la nada desdeñable altura de 46 metros, una altura que tratándose de una inverted-coaster nos asegura un recorrido ligero y repleto de momentos de buen uso de la velocidad en relación al entorno:


Pre-drop ligero para soltar de cadena y encaramos el drop curvado a izquierda con peralte y pase panorámico por uno de los grandes aparcamientos del parque, rápidamente nos acercamos a la vegetación que se sitúa a la altura 0 del layout, punto de máxima velocidad y lugar a partir del cual la magia de las inversiones de los suizos hará acto de presencia.

Para empezar, qué mejor manera de hacerlo que un elemento clásico como es el enorme giant-loop de casi 32 metros de altura:


Tras este plácido elemento rebajaremos un poco más de altura (unos 3 o 4 metros) para entrar en trinchera y posteriormente en un túnel de unos 15 metros donde la vía discurrirá en linea recta (algo que me trajo gratos recuerdos de la enorme Katun de Mirabilandia).

Una vez atravesamos esta gruta artificial vamos a salir al que quizás es el elemento más fotografiado de la coaster ya que también es el primero que veremos si accedemos a sus alrededores, un immelman que se alza por encima de nuestras cabezas a una altura de unos 20 metros y que cambia por completo la dirección de la coaster y su layout:


Como podéis observar, este immelman roza, literalmente, el templo que habíamos atravesado para acceder a la estación de la coaster, es quizás uno de los mejores puntos de choque que ofrece esta invertida de B&M y sin duda alguna un factor a favor de su puntuación coasteril:


Tras el enorme immelman es momento de encarar de nuevo la velocidad con una ligera curva a izquierda que pasa por encima de las cabezas de los atentos visitantes que observan la coaster desde abajo:


Y apenas unos metros más adelante se desarrolla una de las inversiones más queridas por los entusiastas amantes de la compañía de origen suizo, el poderoso zero-g roll:


Un zero-g que recuerdo haber vivido con bastante intensidad en las dos ocasiones que pude riddear la coaster y que no me provocó especial sensación de flotación, más bien fue un tirón en todo momento, aunque le añade un pelín de extremo a una coaster que, hasta el momento, era como un mar de nubes, pura calma:


Uno de los principales aspectos negativos de Montu es que, salvo estos elementos que os he presentado ahora, es bastante imposible sacar fotos del resto del layout (a no ser que asistas a un paseo exclusivo en plan backstage, cosa que como es lógico no conseguí). Como hice yo, te puedes resignar a sacar fotografías con grandes dobles vallas de seguridad, pero poco más, ya que el layout se desarrolla más allá de donde llega el objetivo.

Tras el zero-g roll se desarrolla, distanciado del resto de conglomerado de vías y soportes, uno de los elementos sorpresa más bien desarrollados y espectaculares de toda la coaster, hablo del batwing (si echáis un vistazo al vídeo más arriba veréis de qué hablo), una doble inversión que, de una manera similar al cobra-roll, nos mete en dos giros, con transición en forma de trinchera en la parte intermedia y que cambia por completo, de nuevo, la orientación del track.

Largo valle de conexión entre el batwing y el siguiente elemento de obligatoria inclusión tratándose de B&M: los MCBR (posibilitando así la carga a 2 trenes).


Tras esta sección técnica es momento de encarar la segunda parte de Montu, mucho más desasosegada en cuanto a velocidad pero más interesante en cuanto a sensación de desorientación y de choque. Curva a la derecha  sobreperaltada y descendente que nos meterá en una de muchas trincheras, para encarar el segundo de los loops de este credit, más pequeño que el inicial (apenas 18 metros de altura) pero potenciado por el doble punto de choque en cuanto a sensación de velocidad.

Nada más salir del loop nos acoge una comprimida curva a derecha con peralte (incluso la trinchera se desarrolla en forma de pasillo en esa dirección) y salimos a una curva panorámica ascendente por el verde y brillante césped que rodea la coaster. Ligero paseo por una altura que varía entre los 10 y los 5 metros en una estirada curva en S que finaliza con una curva a la izquierda sobreperaltada que pasa a escasos metros de la estación de carga de la coaster y bordea el big-loop con el que empezó toda esta maraña de acero:



Tras esta curva entraremos en una gran trinchera para salir de ella en forma de corkscrew hacia la izquierda, un corkscrew que nos transportará magistralmente por la superficie y nos devolverá de nuevo a otra trinchera similar, un cambio de dirección al que B&M recurrió en varias ocasiones también con OzIris, en Parc Asterix, y que sin duda es uno de los trucos de desplazamiento más magistrales de la empresa.

Tras este corkscrew que nos lleva de trinchera a trinchera nos elevamos ligeramente en una media hélice hacia la derecha que nos encarará directamente en la recta final de brakes donde se nos frenará, pasaremos por la clásica zona de transfer y finalmente llegaremos sanos y salvos de nuevo a la estación para abandonar el tren de esta genial invertida.

Una vez salimos de la coaster el único punto que nos quedará por descubrir, más allá de las vías que sobrevuelan una y otra vez por encima de nuestras cabezas, es la tienda de merchandising de la que os hablé al principio:


Encastada en una apertura del "templo" que da acceso a la estación y protegida por una docena de grandes columnas de piedra artificial, la tienda ofrece un buen puñado de productos de la coaster (algo que es digno de elogio pues estamos hablando de un credit con casi 20 años de vida) y también vale la pena fijarse en su zona outlet, donde podemos encontrar productos que han sobrado de stocks de temporadas anteriores a rebajas importantes que oscilan entre el 20 y el 60% de descuento.

El merchandising de Busch Gardens Tampa es caro, pero si nos fijamos en estas pequeñas secciones que podemos encontrar en todas las tiendas del parque, es posible ahorrar mucho dinero en cuestión de camisetas, tazas y demás productos.

Para acabar con el repaso a esta pequeña área temática (en comparación a la extensión de terreno que ofrecen el resto) volveremos a través de los viales que encajan directamente con la novísima zona de Cheetah Hunt (de la que ya os hablé un par de meses atrás):


Y llegados a este punto es donde quiero hacer una pequeña reflexión sobre el movimiento de ajedrez que el parque ha hecho esta misma temporada anunciando e iniciando la construcción de Cobra's Curse, un credit de mediana envergadura consistente en una spinning de Mack Rides, con varias modificaciones respecto a las spinning que hemos podido ver últimamente facturadas por los alemanes (y que gozan de bastante fama mundial).


Como habéis podido observar, la zona de Egypt pinta un poco desangelada por lo que os decía antes, apenas una major en su interior y además tratándose de una coaster que se deja ver tan poco es un desperdicio de terreno bastante considerable. No se muy bien si el añadido de Cobra's Curse se debe a la intención del parque de rellenar un poco más la zona, pero creo que la elección de otra coaster, con una estructura y organización similar a la de Montu (layout terrain, vías sinuosas con numerosos soportes) quizás no es la más acertada.

Existe actualmente una gama enorme de flats que podrían resolver mil veces más el problema de identidad y presencia de este área respecto al resto y, lo mejor de todo, posiblemente opciones mucho más económicas que invertir en una coaster que por otra parte ofrecerá seguro problemas de capacidad a diario.

Habrá que esperar pues a 2016 para ver lo que muchos creían que sería la reconversión de Gwazi en forma de novedosa RMC y que finalmente será una spinning de Mack con un par de añadidos extra.

4 comentarios:

  1. AFAPAM: Genial análisis de Montu. Tu forma de explicar su layout nos hace vivirla como si estuviesemos montados. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por comentar AFAPAM! Saludos

      Eliminar
  2. Después de una larga espera por fin he podido disfrutar de las entradas sobre el completísimo análisis de Busch Gardens Tampa. No ha sido nada fácil resistir la tentación, y más con la inesperada demora en subir la última entrada, pero ha merecido la pena porque he disfrutado como un enano leyendo cada descripción y contemplado cada foto.

    Lo que más me ha gustado del parque:

    1.- Toda la temática evoca a climas tropicales y está en perfecta consonancia con el propio clima de Florida. Y a mí me encanta el calor.

    2.- El paisajismo general del parque es muy atractivo, convirtiéndolo en una atracción visual en sí mismo.

    3.- La cantidad de vegetación y zonas con agua que hay en él transmite naturaleza, frescura, limpieza y relax.

    4.- Las zonas naturales reservadas a los animales y las zonas con atracciones se sudecen e intercalan entre sí, al contrario que ocurre en otros parques en que están claramente diferenciadas y separadas.

    5.- Sheikra, Kumba y Montu están minuciosamente integradas en el parque, serpenteando entre los viales y dando una sensación de tangibilidad y acercamiento bestial.

    6.- Es la primera vez que veo fotos de Kumba desde tantísimas perspectivas diferentes, dándome cuenta de que no conocía está coaster tan bien como creía. Ha sido todo un descubrimiento.

    Muchísimas gracias hacer lo que haces. Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cierto! Recuerdo que tiempo atrás comentaste que no ibas a leer nada de las entradas hasta que no estuviesen todas publicadas jejeje... bueno pues ahora la colección está ya completa. La verdad es que cuando uno acaba con todos los análisis posibles de un parque (sobretodo con esta extensión de entradas) es un gran alivio.

      De Busch Gardens Tampa hay claros pero también hay oscuros... de hecho estoy sopesando la opción de escribir una entrada sobre puntos positivos y negativos, porque vale la pena tenerlo en cuenta.

      Por ejemplo, un claro punto negativo serían los precios del parque, absolutamente disparatados en muchísimas cosas tanto como innecesarios (te cobran por una consigna a la entrada pero luego ves como en las estaciones hay grandes armarios para los objetos).

      Pero vamos, si con estas entradas he conseguido que alguien marque el parque en una visita a Florida, me doy más que por satisfecho.

      Un saludo!

      Eliminar