miércoles, 8 de abril de 2015

Busch Gardens Tampa: Bird Gardens

Aquí nos encontramos todos y todas, alrededor de nuestra particular hoguera, preparad@s para iniciar una nueva travesía en formato digital a través de otra de las áreas temáticas que nos puede mostrar el parque Busch Gardens Tampa, en el oeste de Florida.

Como recordaréis, durante esta semana empezamos con esta aventura por las distintas regiones y temáticas principalmente africanas, una pequeña lista previa de enlaces a las entradas publicadas y que os recordaré en cada nuevo episodio:
Hecho el apunte hoy, en Bloggercoaster, pasaremos a través de una de las áreas más pequeñas y posiblemente olvidadas del parque, pero muy necesaria a la hora de preservar el patrimonio de flora y fauna del parque: Bird Gardens.

Como os he comentado en la entradilla, Bird Gardens juega un papel francamente difícil para un parque enormemente comercial como es Busch Gardens Tampa, ya que debe lidiar con las demandas económicas típicas de una gran corporación, pero a la vez se encuentra con una reducida cantidad de posibilidades para ser explotada, como área temática, de cara al gran público.

En un parque de atracciones o temático normal y corriente esto se consigue con remaquillados, añadidos de potentes rides, vertiginosas coasters o temáticas que quiten el hipo, pero cuando el parque es un híbrido entre reserva zoológica y parque temático, las cosas se ponen francamente difíciles, pues hay que crear ecosistemas que no se vean jamás alterados por el ruido o el estrés que pueden provocar los grandes colosos de acero y madera del parque.


Así es pues como nos encontramos, de repente, en mitad de una gran plaza rodeada de vegetación, muchas palmeras, mucha variedad cromática, muchísima paz y tranquilidad (incluso la música por los altavoces está a niveles sensiblemente más bajos para facilitar esa armonía casi espiritual con nosotros mismos). Nos encontramos ante las puertas de Bird Gardens:


Pocos edificios conforman la zona (apenas 4 contados) ya que su presencia queda totalmente reducida con las grandes extensiones de bosque y jungla, sumadas a estanques y pequeños lagos, que harán que por un momento olvidemos que estamos en un parque temático de gran calibre (a no ser que echemos un vistazo al suelo encementado, claro). Uno de estos edificios, el primero con el que nos toparemos, es Xcursions, una enorme tienda donde encontraremos todo tipo de material referente a animales del parque y del mundo en general, así como una interesante sección de conservación animal y libros de ciencia y biología (porque sí, siempre lo he dicho, los parques también pueden llegar a cumplir funciones didácticas):


En esta misma plaza, que se extiende prácticamente desde los alrededores de Gwazi hasta bien entrada el área temática en sí, encontraremos una especie de monolitos temáticos/informativos como este, donde se nos resalta el concepto de que este área es para observar, valorar y apreciar la fauna y flora del parque:


Justo en el centro de esta Bird Gardens nos toparemos con un gran estanque de aguas pocas profundas que deberemos rodear sí o sí si queremos continuar con nuestra ruta. Si decidimos girar a nuestra derecha nos toparemos tarde o temprano con el Garden Gate Craft Brews, un curioso edificio con techado puntiagudo y planta en forma de estrella que, a modo de rosa de los vientos, nos ofrecerá unas vistas idílicas a gran parte del lago:


En él podremos disfrutar también de cafés y bebidas refrescantes (ideales para esta parte del parque, sinceramente), así como aperitivos, bocadillos y ensaladas a mediodía:


Y si realmente somos quisquillosos y queremos encontrarle una "ride" al área (por aquello de catalogar absolutamente todo lo catalogable) en uno de los laterales del lago, apartado un poco de la parte más paisajista del entorno, nos encontraremos con la clásica atracción de monedas en la que podemos controlar barcos teledirigidos a través de diversos elementos en forma de maqueta:


Haciendo honor a su propio nombre, Bird Gardens es el lugar del parque donde nos podremos topar con más especies de aves (aunque en realidad esto se hace extensible al resto del parque, como veremos en próximas entradas). El parque especifica que en este área nos toparemos con loros, guacamayos, cacatúas, garzas, flamencos, aves exóticas y canguros, pudiendo encontrar en el centro del lago, mediante un acceso por puentes elevados, un pequeño teatro con gradas en el que, con una bien lograda escenografía, se nos representará un espectáculo basado en las típicas peripecias de animales exóticos interactuando con el público, un rincón llamado Critter Castaways que ofrece pases 3 veces al día:


La verdad es que el debate sobre si debe incluir o no alguna ride este área queda resuelto rápidamente si echamos un vistazo a este entorno. Personalmente, siempre prefiero que los parques tengan pulmones verdes y de tranquilidad como este Bird Gardens (de la misma manera que ocurre con las áreas de Alemania en Europa Park o Port of Entry en Universal Islands of Adventure, por poner dos ejemplos claros).

Un agradable paseo natural

Tranquilamente iremos recorriendo los senderos que rodean el gran lago central y, a lado y lado, nos impregnaremos de relajante naturaleza realmente muy bien cuidada y mimada. Si algo hay que elogiar a Busch Gardens Tampa es la enorme labor de preservación natural, jardinería y flora en general:


Paseando por estos senderos es como descubriremos (no de manera obligada, necesariamente) edificios como los aviarios, repartiéndose en una gran extensión de terreno que facilita la visión e incluso el encuentro con especies migratorias o fijas:


Así será por ejemplo como veremos grandes extensiones de aguas repletas de flamencos, una visión que no nos es extraña para los que solemos visitar parques de este tipo, pero que siempre es agradable y, sobretodo, muy amiga de el sacado de fotos masivas:


Por supuesto, por parte del parque siempre hay una labor educativa y preventiva. Todos los animales que ocupan o pasan por Busch Gardens Tampa son observados, cuidados y tratados con el cuidado específico que requieren. Me llamó mucho la atención en esta parte concreta del parque la prácticamente nula existencia de barreras arquitectónicas claras para el visitante tales como jaulas, vallados excesivos, fosos, etc. Estamos de acuerdo en que también las hay, por supuesto, pero el contacto visual en todo caso no es tan agresivo como cabría esperar, como aquí se puede ver, por ejemplo:


Como os comenté más arriba, el área está salpicada de edificios pequeños con una temática poco específica, más bien tropical, combinando edificios de madera y techos de paja con formas hexágonales, como por ejemplo este puesto de refrescos y snacks (cerrado en el momento en el que saqué la fotografía) pero donde a lo largo del día y ya abierto podíamos adquirir un delicioso bol de fruta fresca para poder comer con tranquilidad bajo los grandes bosques del lugar, por ejemplo:


Ya hacia el final del agradable paseo por la zona localizamos los últimos aviarios, donde se dan la mano especies de pequeños roedores, mamíferos de tamaño pequeño y por supuesto aves, en forma de pequeños aviarios totalmente observables desde el exterior.


Una vez llegados a este punto la vegetación continuará siendo frondosa y la proliferación de edificios irá en aumento, solo que en esta ocasión los edificios tienen ojos, algunos de ellos formas curvas y animadas y, sin darnos apenas cuenta, habremos cruzado las puertas de Sesame Street Safari of Fun.

Pero eso ya es cosa de una nueva entrada, claro.

*****

Dejo aquí por hoy este tranquilo y relajado paseo por una de las áreas más tranquilas y pacíficas del parque, como ya os he comentado. Realmente se hace difícil destacar algo concreto de esta Bird Gardens ya que es realmente un enorme jardín floral, con incontables especies de flora y fauna de gran valor para cualquier parque zoológico que se precie, especies que además se han adaptado de manera genial al particular clima de Florida, por lo que las podemos ver aquí en todo su esplendor.

En la siguiente entrada nos adentraremos pues en el reinado de Elmo, Trickie y compañía para encontrarnos, cara a cara, con una de las áreas temáticas que sirvió como referencia para muchos entusiastas años atrás a la hora de realizar comparativas con el área temática kiddie del parque de la Costa Daurada.

Y recordad que si queréis estar al día en esta visita a Busch Gardens Tampa, podéis hacerlo echando un vistazo a los capítulos anteriores:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada