domingo, 15 de marzo de 2015

Bloggercoaster Museum (#12.2)


Y como es lógico después de una primera parte donde os empecé a mostrar la guía oficial de inauguración de Saturno Parque (también conocido como Saturno Park) es momento de continuar con el análisis minucioso página a página y completar la segunda parte para poder tener una visión total de un documento que, os recuerdo, es de naturaleza rarísima y único.

Ya en la primera parte de la guía pudimos ver como se nos hablaba de las dos grandes atracciones del parque (Los Urales y Water-Chute), además de presentarse algunas otras rides menores pero de vital importancia y observar como el mundo de la publicidad y los patrocinadores eran ya por entonces una vital fuente de financiación para proyectos como este.

Por lo tanto hoy, en Bloggercoaster, continua nuestro viaje por la Barcelona de 1911, contemplando y visitando las maravillas que por entonces ofrecía a la sociedad algo tan novedoso y puntero como el brillante Saturno Parque.


Primera guía oficial de Saturno Parque 
(Saturno Parque, 1911)
Parte 2

Como pudimos comprobar en esa primera parte, la estructura de maquetación de la guía era repetitiva y contemplaba un patrón único y sencillo: cada dos páginas se intercalaba una doble página de publicidad, en ocasiones con 1 anuncio a doble página, en ocasiones con 1 anuncio por página y en ocasiones incluso con 3 anuncios por página, dependiendo claro está del aporte económico o logístico del anunciante.

Dicho esto nos situamos ante las páginas 30 y 31, en el ecuador del libreto, y vemos que  mano izquierda se extienden dos secciones publicitarias, una dedicada a "Congo Roofing - Fieltro Congo impermeable para Tejados" y más abajo encontramos "Mans, Comas y Marsal - Cristalería, Loza, Porcelana, Fayances, Metales y Artículos de Fantasía". Imagino que quizás este último podría ser proveedor de la porcelana donde se servían los cafés del recinto del parque.

En la página derecha encontramos un anuncio a página completa correspondiente a "Café Restaurant El Rhin - Alerm y Cañellas". Llama especialmente la atención ver el número de teléfono facilitado, un número de únicamente 3 dígitos:


En las siguientes dos páginas la guía toma un cariz evidentemente estético ya que nos encontramos en el punto medio del documento. Si os fijáis, en la fotografía, veréis el grapado en la zona central.

En la página izquierda podemos visualizar una continuación de los diagramas o escenas con trucos visuales que nos encontramos al final de la primera parte del análisis, en esta ocasión vemos a la "Ninfa de las Flores", un tipo de truco visual que ciertamente parece ser similar a los vistos hasta ahora (una cabeza parlante). Bajo esta ilustración encontramos un texto que nos explica algo así como una galería walkthrough repleta de trucos visuales, de luz y sonoros, además de elementos móviles en el suelo y las paredes. Acompaña el texto una de las tantas pinturas que cubrían los pasillos por los que se paseaba el asombrado público.

En la página de la derecha encontramos un genial gravado a página entera promocionando la compañía encargada de gestionar todas estas ilusiones ópticas y sensoriales (o como se indica en varias ocasiones: "Espectáculos instructivos y morales"), la empresa Diversiones Familiares Dorwan:


Como viene a ser lógico ya, la siguiente pareja de páginas está dedicada por completo a los espacios publicitarios, encontrando un total de 5.

A nuestra iquierda encontramos los grandes almacenes "La Favorita - Narciso Casas" y el "Hotel Restaurant Montenel·lo" de Arenys de Mar, con un bonito gravado en el centro y la increíble oferta de poderse hospedar desde tan sólo 6 pesetas. Han pasado 100 años y quizás con suerte encontraríamos un lugar donde hospedarnos por 3 o 4 céntimos de euro...

En la página derecha encontramos "Imprenta, Litografía, Libros, Rayados - Joaquín Horta", más abajo "Restaurant Versalles" y ya en la zona inferior "Gran Zapatería - Honorio Sagasta", negocios de menos fuelle y, por lo tanto, menos implicación financiera con el parque:


Retomamos la parte de la guía perteneciente directamente al parque y nos encontramos con una doble página bastante surrealista para los tiempos que corren.

Si fijamos nuestra atención a la izquierda, veremos como se nos muestra un bello gravado del Kaiser Panorama ("panorama favorito de S.M. Guillermo II Emperador alemán"), una especie de visor cilíndríco en el que podían llegar a mirar hasta 20 personas a la vez y en el que se nos mostraba, a través de un visor similar al de unos prismáticos, escenas y montajes con retroiluminación sobre fenómenos naturales o escenas de gran impacto tan real que "en los momentos de distracción, parezca una acción de verdad".

Y ojo porque a la derecha se nos anuncia el Teatro del Cabaret de la Muerte y el Paraíso (simplemente espeluznante), junto con una fotografía en blanco y negro de una sugerente señorita acompañado a lado y lado por ramilletes de flores modernistas y una leyenda espectacular al pie de página que reza "Desapariciones y Apariciones de 10 señoritas en cuadros plásticos". A mi me lo venden así y yo compro:


Como ocurrió en la anterior sección publicitaria intermedia, encontramos en las siguientes dos páginas un total de 5 rincones publicitarios completos.

A la izquierda nos topamos con "Secundino Gorgot - Altas Novedades en Pasamanerías y Adornos para vestidos y sombreros de señora" y más abajo con "Sastrería La Tijera de Antonio Vila". En ambos anuncios se destaca la procedencia y estilo parisién, algo que muestra que París por entonces era la gran referencia de moda en toda Europa.

A la derecha vemos la curiosa mezcla de "Jarabes y Horchatas Fortuny", un gran anuncio del "Taller de Escenografía J. Jimenez y Solá" y un pequeño anuncio a pie de página de "Talleres de Ebanistería y Tapicería - Florencio Castelltort":


Y continuamos con el paseo por la parte más siniestra y oscura del Saturno Parque, una cualidad que los propietarios del parque se encargaron de potenciar bastante dada la ignorancia que corría durante aquellos años acerca del mundo espiritual y de oscuridad fantasmagórica, tomado con un matiz de humor negro y casi macabro.

En la página que tenemos a nuestra izquierda vemos como se nos anuncia el Cabaret de la Muerte, una especie de espectáculo en petit comité a través de varias salas en las que el tan nombrado Sr. Dorwan nos mostraba primero un viejo truco de escapismo en el que a través de un misterioso ataúd se hacía desaparecer a alguien del público en un abrir y cerrar de ojos.

A la derecha, de hecho, encontramos dos fotografías que ilustran a la perfección el tamaño y aspecto de esas salas, sorprendentemente tematizadas en algo así como catacumbas o capillas de piedra. En la primera vemos el "Cabaret du Néant o Transfiguración de las almas" y en la segunda podemos observar un pasaje de las "Experiencias Anatómicas" donde nos prometen, de una manera un tanto cómica, que pasaremos "solo cinco minutos en el infierno":


Volvemos de nuevo a la sección más publicitaria de la guía para encontrarnos en esta ocasión con dos anuncios de gran tamaño, uno de ellos con bastante contenido gráfico.

A nuestra izquierda encontramos el reclamo publicitario del "Taller de Carpintería de Vilanova y Cabot", donde podemos ver 3 ejemplos del trabajo llevado a cabo por este taller, especializado en construcciones de gran envergadura para edificios y arquitectura de madera en general.

A mano derecha vemos el anuncio de "La Verdad - Ramón Farré", perteneciente a una fábrica de gaseosas y sifones de primera calidad:


Regresamos a la descripción una por una de las distintas rides y secciones que podíamos encontrar en el Saturno Parque.

En esta ocasión, a mano izquierda, se nos presentan dos fotografías acompañadas del nombre de cada una de las rides que vemos y lo más curioso es que se trata de rides que hoy en día todavía se encuentran, en una versión más moderna, en algunos parques de atracciones desperdigados por el mundo. Por una parte nos encontramos con Los Columpios Reales (yo en particular he encontrado algo similar en parques como Hansa Park o el Prater de Viena) y Planeten - Tunnelbahn, que vendría a ser el ancestro de la ride conocida como Music Express, una spin-ride finalizada en madera y con asientos robustos donde poder experimentar el fenómeno de la fuerza centrífuga en tu propio cuerpo.

A la derecha se nos explica el funcionamiento de la Galería de Tiro al Blanco así como del Tiro de Pichones, consistentes ambas en la habilidad del uso de armas.

Llama poderosamente la atención esta última, con una galería dedicada al tiro mediante armas verdaderas a animales como liebres, pollos o palomas. ¿En qué parque de atracciones encontraríamos hoy en día la opción de poder dar caza a estos animales? Menos mal que han transcurrido 100 años y parece ser que la civilización ha evolucionado...:


Creo que es la primera ocasión en la que vamos a encontrarnos con una marca que todavía resiste a día de hoy el envite del capitalismo más salvaje.

Como podéis observar en la página de la izquierda, se anuncia el Anís del Mono, una bebida alcohólica dulce que todavía hoy en día riega la sobremesa de muchas comilonas en nuestro país y que como podemos comprobar ya por aquellos tiempos se vendía a página entera a su exquisita clientela.

A la derecha encontramos un complejo anuncio de "Lustral - Fábrica de Aguas Carbónicas Esterilizadas", donde hacen gala, en un ameno texto, de la seguridad higiénica de la que gozan las bebidas que distribuyen desde sus fábricas bajo el enunciado de "La salud no tiene precio":


La siguiente doble página es algo de lo que menos nos podríamos esperar que contuviera una guía de parque pero que, por lo visto en aquella época, adquiría mucha más relevancia de lo que hoy en día tiene. Se trata básicamente de un santoral a doble página con las fases lunares indicadas a modo de calendario. Desconozco exactamente de qué utilidad puede tener algo así en un parque de atracciones más allá del relleno de espacio en el libreto (que me huelo que vendría de ahí la idea):


Volvemos de nuevo a caer en las redes de la publicidad más tradicional y nos encontramos otra vez con una doble página con un anuncio mayor por página.

A nuestra izquierda se nos publicita el "Champagne Sules Grevin" que se nos recuerda que es "Superior á todos los conocidos" (una manera bastante sutil de esquivar por los pelos la competencia desleal) y a nuestra derecha podemos ver el anuncio de "Taller de Lampistería, Latonería y Hojalatería - Simón Cascante", profesiones estas dos últimas realmente olvidadas a día de hoy:


Encaramos ya la recta final de este documento histórico con los últimos detalles sobre el parque y sus instalaciones en las siguientes dos páginas (52 y 53).

A la izquierda se nos muestra una fotografía vertical con el Kiosko, un pequeño local circular donde se podían adquirir alimentos y bebidas tales como "bombones, caramelos, bizcochos, chocolates, cremas, pastillas de menta, de almendra y chocolate" todo ello servido con su debido "servicio esmerado y precios módicos". Realmente se echa en falta que algún parque recupere la figura de los kioskos de este tipo a la hora de vender productos en los parques, sustituidos hoy en día por tiendas generales o por locales de restauración de comida rápida y snacks.

A nuestra derecha encontramos un detalle en gravado de las preciosas decoraciones que se distribuían a lo largo del Café-Bar Hig-Life (hig sin h). Acompaña la detallada ilustración un texto en el que se pueden leer auténticas perlas literarias como "Ocioso sería ponderar la calidad de las bebidas de todo género que servimos en nuestro Café-Bar, pues estamos seguros de que el mismo público nos relevará de esta propaganda". ¡Como para no echarse flores!:


Siguiente bloque publicitario a doble página donde encontramos de nuevo la estructura de un anuncio por página.

A la izquierda nos topamos con el espacio de publicidad de "Fábrica de Jarabes, Horchatas y Sodas - S. Esplugas", haciendo hincapié en "El Niágara", una soda hecha a base de grosella.

A la derecha encontramos el curioso anuncio del "Despertador eléctrico UTILITY", un invento que estoy seguro que por entonces era algo así como la revolución auténtica en relojes despertadores ya que, según informa el texto que acompaña a la detallada ilustración superior, "Hace que V. se levante de la cama y no se le permite volver á dormirse". Inquietante cuanto menos:


En la siguiente doble plana correspondiente a las páginas 56 y 57 se nos muestra una serie de indicaciones relacionadas con el transporte en general desde la estación. Vale la pena aclarar que Saturno Parque contaba con la inmejorable cercanía de la Estació de França, la estación de tren más importante de la época y lugar al que llegaban un sinfín de visitantes a diario. Así pues podemos ver listados una serie de recorridos, pesos, distancias, zonas y condiciones varias:


Para variar, nos encontramos con otra doble página de publicidad (realmente el sistema de estructura de contenido + publicidad es desquiciante a más no poder).

A nuestra izquierda localizamos el espacio publicitario de "La Centro Americana - Ramón Bargués", perteneciente a una cafetería exclusiva que hoy en día ocupa una farmacia esquinera en la misma plaza.

A la derecha localizamos la publicidad de "M. Pujol - Sastre" y más abajo la curiosa publicidad de "B. Crespo - Sombreros Jipi-japa (Panamá) y de las demás clases de paja", una clarísima herencia de los negocios que la sociedad burguesa catalana tenía establecidos desde el siglo anterior con Centroamérica a través de la industria textil:


Por cierto, si os reconcome la curiosidad igual que a mi, aquí tenéis un sombrero Jipi-japa panameño:


Continuamos el recorrido por las páginas de esta histórica guía a través de una doble página que enlaza con las que tuvimos sobre el transporte desde la Estación (actual Estació de França). En esta ocasión se nos indica una serie de tarifas, zonas y condiciones del transporte en vehículos equipados con taxímetro, algo que hoy en día nos parecería absurdo incluir en una guía de parques, pero que por entonces era de vital importancia debido a que la gente más adinerada gustaba de llegar en vehículo a todas partes, caminando lo mínimo posible.

Nótese la curiosidad de que por aquella época existían unos taxímetros de tipo "Maurer" (ver página de la derecha):


Penúltima sección publicitaria del libreto de Saturno Parque, en esta ocasión reservada a otros dos anuncios distribuidos en un espacio publicitario por página.

A nuestra izquierda localizamos la publicidad de "Fábrica Mecánica de Juguetes y Acordeones - M. y E. López Romá" y a la derecha podemos observar el anuncio de "Electricidad - J.Pich", un negocio que por entonces era todavía exclusivo de fábricas y familias acaudaladas pues la electricidad empezaba a llegar a las casas y los primeros profesionales del sector se anunciaban para captar clientela (hay que tener cuenta que la iluminación pública mediante electricidad en Barcelona todavía era muy inferior respecto a la iluminación con farolas de gas a principios del siglo XX):


En la última doble página de esta guía inicial del Saturno Parque nos encontramos con una página entera (a la izquierda) decorada en la parte central con una ilustración y una pequeña historieta narrada (que con vuestro permiso reproduciré al final de esta entrada).

A la derecha encontramos el último rincón publicitario de la guía perteneciente a "El Águila", unos almacenes de "Ropas Confeccionadas para Caballeros y Niños":


Y por último, en la contraportada del libreto y acorde con la presentación que encontramos en la portada que os presenté en la primera parte de este análisis, vemos a todo color una ilustración en la que se nos muestra un tranvía lleno hasta los topes con publicidad del parque y un conductor que indica a una señorita esperando poder entrar que el convoy va totalmente apurado de espacio.

Vale la pena tener en cuenta que Barcelona siempre fue una ciudad avanzada a nivel europeo en lo que a transporte público respecta, por lo que el hecho de mostrar un tranvía llegando lleno a un lugar era indicativo, por esa época, de que la afluencia y relevancia del acto era mayor. Además hay que tener en cuenta que el metro, que hoy en día se antoja indispensable para la mayoría de ciudadanos, no empezaría a construirse hasta unos años más adelante, además de que la existencia de los autobuses todavía era remota por esas épocas:


Y hasta aquí la muestra de estas 65 páginas (más portada y contraportada), sin duda toda una joya y una reliquia difícil de encontrar (o más bien imposible) que no dudé en ningún momento de incorporar a la cada vez más valiosa colección de objetos de época de parques de atracciones del mundo entero. Una colección que va creciendo poco a poco y que espero poder ir ampliando con el paso del tiempo.

Como he dicho antes, voy a reproducir un extracto de la penúltima página de este libreto en el que hay una ilustración con un pequeño diálogo escrito que me ha hecho bastante gracia:


Si has llegado hasta aquí en la lectura de cada uno de estos apuntes, espero que hayas disfrutado tanto como yo recopilando los datos, anécdotas y curiosidades que se esconden tras un archivo documental de tanta antigüedad y trascendencia.

¡Nos vemos en la siguiente exposición del Bloggercoaster Museum!

*****

Otras piezas del Bloggercoaster Museum:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada