viernes, 14 de febrero de 2014

Bloggercoaster Museum (#2)



2# La Scenic Railway de Barcelona
(Turó Park, 1914)

No hace muchos meses os escribí una entrada donde os explicaba a grosso modo la historia de LaMarcus A. Thompson, personaje básico en la creación y evolución de los primeros modelos de coaster a finales del siglo XIX y principios del XX. De él os comenté que a día de hoy únicamente queda un ejemplar de su legado (Rutschebanen en Tivoli Gardens, Dinamarca) pero que en su día sus coasters estaban contabilizadas como las mejores del mundo.

Pues bien, hoy os traigo un testigo visual de que Barcelona, entre 1910 y 1920 tuvo no uno, sino DOS ejemplares de LaMarcus A. Thompson operativos y funcionales. Se sabía que en el Casino de la Rabassada existió un ejemplar muy caro y francamente raro diseñado y construido por Thompson, inspirado en sus exitosos modelos Scenic Railway.

Pues bien, amigos y amigas del blog, en el también extinto Turó Park, situado en pleno centro de la ciudad condal, tuvimos otro Scenic Railway, este ya en una versión más estándar pero también visualmente más agradable.

 

Efectivamente, cerca de donde hoy en día encontramos un pequeño y ahogado parque verde con un par de fuentes y paseos tuvimos, hace justo ahora 100 años, una coaster puntera en Europa y admirada y valorada por los habitantes de la Barcelona de entonces. De su existencia apenas quedan varias muestras documentadas así como fotografías y postales como la que hoy comparto con vosotros y vosotras.

Detalle donde se observa la estructura y los trenes.
Turó Park abrió, en calidad de parque de atracciones, en un ya lejano 1912 aunque, como ocurre hoy en día, la coaster no llegaría hasta la temporada de 1914 (concretamente a mitades de junio de 1914) donde se inauguraban unas "montañas rusas" cuya construcción se había guardado con muchísimo recelo y secretismo hasta tal punto de que incluso las autoridades competetentes de la época tuvieron que intervenir a pocos meses de su finalización para regular su existencia, debido a la nula información que recibieron al verse levantar las altas estructuras ideadas por Thompson y compañía.

Desgraciadamente un devastador fuego documentado en julio de 1926 ponía fin a 12 años de existencia para la Scenic Railway de Barcelona, cuya presencia se intentó borrar del recuerdo de barceloneses y barcelonesas con la construcción de varias coasters de menor envergadura y presupuesto en años posteriores, pero que de nada sirvió tras el último y accidentado incendio el 15 de octubre de 1929, que destruyó por completo 6 rides más y obligó al parque a echar el cierre definitivo tras años de quejas vecinales y degradación de imagen por fallos de seguridad.

Tras el cierre/demolición en 1934 de los restos de la Scenic Railway de la Rabassada, Barcelona perdía definitivamente la oportunidad de ofrecer posteriormente al mundo dos de las más geniales maravillas antiguas, en cuanto a coasters se refiere.

Pero la existencia de ambas (de un valor económico hoy en día equiparable a cualquier B&M que se precie) indica el prestigio que alcanzó antaño la ciudad condal no sólo a nivel nacional sino también a nivel Europeo, donde fuimos la envidia de todo el continente por poder disfrutar de semejantes prodigios tecnológicos y además por duplicado.

Aspectos técnicos/estéticos
  • Tipo de archivo: carta postal fotográfica 
  • Medidas: 11x8 cm 
  • Fotógrafo: Publicidad Colubí (Barcelona) 
  • Fecha: 1914
  • Motivo: Scenic Railway en Turó Park (Barcelona), detalle del acceso y parte de la estructura.

*****

Anteriores piezas del Bloggercoaster Museum:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada