lunes, 19 de mayo de 2014

Hotels & Parks: Pension Klaer

 Hotel Pension Klaer 
*

Recupero una sección prácticamente desaparecida en la memoria de Bloggercoaster y que este 2014 me he propuesto rescatar de manera más o menos regular para ofrecer a todo aquél viajero o viajera alternativas de hoteles cercanas a parques temáticos o de atracciones. Debido a que me hospedo en una veintena de hoteles anualmente, creo que puedo ofrecer material interesante y pintoresco a todo aquél que se proponga realizar una escapadita o ruta.

En la primera edición de la sección Hotels & Parks os presenté el Big Blue Hotel de Blackpool, situado en el límite del parque y con unas envidiables vistas al británico recinto de ocio (previo pago de un precio algo elevado por habitación, no apto para mochileros).

Y hoy, en Bloggercoaster, recupero la sección para presentaros un hotel totalmente desconocido y que no se sitúa a escasos metros de ningún parque, sin lujos, sin ni siquiera un estándar de calidad justito, pero con sacos y sacos de familiaridad, misticismo y un toque singular que conquista el corazón de todo aquél o aquella que desea alojarse a escasos kilómetros de Holiday Park.


Corría el año 2008 cuando un inexperto, novato y primerizo RollerCoaster Team se aventuró a pisar por primera vez tierras alemanas en la búsqueda de lo que serían parques que hoy en día se descubren como auténticos clásicos irremplazables (y que por entonces fueron Holiday Park, Europa Park y Phantasialand). Durante aquél viaje la cantidad de anécdotas vividas se acumularon como pliegues jornada tras jornada, clasificándolas y recordándolas una y otra vez a partir de entonces.

Una de esas primeras anécdotas y de las más habladas desde entonces fue nuestra llegada al pequeño pueblo de Speyer, el emplazamiento con alojamientos más cercano a Hasloch, la población que alberga el hogar de Expedition GeForce.

Por aquél entonces nuestra búsqueda de hoteles se redujo a entrar en Booking y reservar habitación en el único hotel disponible en la región, de nombre sencillo y sin demasiada ostentación ni pretensión, la Pensión Klaer fue nuestro primer hotel reservado y el primero al que llegamos en el viaje.

El Hotel Pension Klaer se sale de la media. Hoy, en 2014, lo encontraréis en multitud de buscadores de nueva generación (Trivago, Tripadvisor, el propio Booking) y por desgracia su fama ha sucumbido a las numerosas ofertas de hoteles y pensiones que se han ido abriendo alrededor de Speyer y Hasloch, con motivo en muchas ocasiones de la existencia del parque de atracciones Holiday Park. Pero la Pension Klaer sigue imbatible y aguantando el paso del tiempo como puede:


Fundada en 1986 por Gus Klaer (el propietario actual) la Pension Klaer es un tumulto de sensaciones, un cúmulo de elementos e ingredientes que harán que vuestra estancia aquí se convierta de por sí en toda una aventura:


Ya nada más llegar y atravesar el porche con arcadas de hierro la sensación es de entrar en un lugar con mucha más historia de la que debería tener por su relativamente joven edad. El tema es que accedemos a lo que no solamente es un hotel, sino también el hogar del señor Klaer, que simpáticamente bautizamos en nuestro primer viaje como "Mr. Wilson".


Y es él mismo quien os recibirá en la diminuta recepción, al subir la primera tanda de escaleras. Lo primero que intuiréis al entrar en la Pension Klaer es que no es este un hotel idóneo para sibaritas del interiorismo y la decoración. Papeles con estrambóticas repeticiones de flores o motivos geométricos, alfombras de todos los tamaños y colores, mesas y sillas rinconeras por doquier y vitrinas llenas de extrañas figuritas y objetos que se pueden adquirir en recepción os darán la bienvenida.


En todas y cada una de las estancias encontraréis como mínimo media docena de alfombras o esterillas, sumado a un hilo musical conectado a la radio popular de la región, soltando temas clásicos de las últimas décadas de fama internacional. El ambiente puede parecer hostil, pero veréis como lo entrañable empieza a aflorar pronto en vuestros sorprendidos corazones:


Tened pues en cuenta que cuando ponéis un pie dentro de la Pension Klaer no estaréis accediendo a cualquier hotelucho de cadena con muebles de Ikea y prestaciones de plástico. Cuando accedáis a la Pensión Klaer, Mr. Gus Klaer os tendrá preparada ya la reserva y en un rudimentario inglés os podrá informar del servicio de internet (Hotspot) o del desayuno que encontraréis cada mañana en el cobertizo de cristal exterior.

A pocos kilometros de la diversión

En esta ocasión estamos hablando de un establecimiento en el que he tenido el placer de estar ya en 3 ocasiones (en 2008, en 2010 y ahora, en 2014) y en las tres ocasiones la elección ha sido para una sola noche, aunque en régimen de estancia doble y triple (triple en 2008 y 2010, doble ahora en 2014).

Datos sobre el hotel...
  • Nombre: Hotel Pension Klaer
  • Ubicación: Speyer (Alemania)
  • Web: www.hotel-klaer.de (alemán)
  • Tipo de habitaciones: individuales, dobles y triples (camas grandes sólo en dobles)
  • Internet: Hotspot de corto alcance
  • Parques cercanos: Holiday Park, Technik Museum Speyer, Kids Inn
  • ¿Desayuno incluido?: sí
  • ¿Habitaciones con lavabo propio?: aseo y ducha, WC compartido en pasillo
  • ¿Bar/Restaurante?: no
  • ¿Parking?: sí
  • ¿Se permiten mascotas?: no
  • Modos de reserva/pago: Internet, pago con tarjeta/efectivo.
  • Recepción: 24 horas

La aventura de lo vintage

Las habitaciones del Hotel Pension Klaer ofrecen a sus visitantes un clima acogedor y familiar, acorde con distintas y ligeras tematizaciones y gamas cromáticas, pero siempre con el predominio de la madera, el papel decorativo y los colores cálidos:


Pese a que cada habitación ofrece servicios básicos como lavabo o televisión, la presencia de estos elementos vendría a ser algo meramente testimonial, con televisores pequeños y anticuados (sintonizar variedad de canales aquí es toda una odisea) o con la curiosa inclusión de la estructura de plástico de la ducha en la propia habitación, un elemento que rompe totalmente con la estética general de cada habitación:


Algo que sí ofrece la Pension Klaer con respecto a sus directos competidores regionales es la calma. Su situación es en un barrio a las afueras de la zona urbana, con multitud de casitas distribuidas en tranquilas calles. Apenas oiréis coches o ruido de movimiento, por lo que el amanecer en la Pension Klaer es placentero y muy calmado. Las vistas desde las ventanas de la habitación así lo atestiguan:


Como he indicado más arriba, sí que tenemos en la habitación una ducha y un lavabo con espejo y jabones disponibles, pero si lo que queremos es un WC con ducha incluida también disponemos de varios lavabos grandes situados en los pasillos de acceso a las habitaciones:


Como os indiqué, el desayuno viene incluído con el precio de la habitación y es servido por las mañanas de 7:00 a 10:00 h. Este es, sin duda, uno de los grandes fuertes de la Pension Klaer, el poder desayunar con una atención cuidadosa y totalmente personalizada:


Al acceder al cobertizo acristalado del exterior y tomar asiento en una de la decena de mesas redondas que localizaremos la señora Klaer se dirigirá a nosotros para empezar a ofrecernos un festival de comida basado en embutidos, mermeladas, ricos panes recién hechos, zumos, café, leche e incluso huevos cocidos:


Como os he indicado, actualmente tenemos aldedor del lugar más de una docena de establecimientos disponibles, por lo que os recomiendo que echéis un vistazo a los resultados que os puedan ofrecer diversos buscadores respecto al lugar y así a la vez poder consultar los mejores precios y disponibilidades:
Antes de acabar con esta entrada sobre la mítica Pension Klaer quiero cubrirme las espaldas e indicar que no os estoy recomendado ni el mejor hotel ni mucho menos el más barato. No es esta una recomendación óptima para todos aquellos/as que busquéis el equilibrio perfecto entre calidad y precio pues el encanto de este alojamiento no reside en estos factores, sino en su ambiente y magia (además de la natural proximidad a Holiday Park).

Si buscáis hoteles baratos y de calidad, arriba os he dejado los dos enlaces donde encontraréis la lista de lo que tenéis cerca del parque. Si buscáis un hotel especial y que recordaréis probablemente toda vuestra vida, Pension Klaer es vuestro hotel y Gus Klaer (a.k.a. Mr. Wilson) es vuestro anfitrión idóneo.


Genießen Sie Ihren Aufenthalt!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada