lunes, 3 de agosto de 2015

Särkänniemi a fondo (parte 1)

¡Ya estamos en pleno agosto! Como quien no quiere la cosa, nos adentramos en el mes tradicional del verano, el mes en el que las vacaciones, la playa (o la montaña), los atascos y las canciones de dudoso gusto musical hacen acto de presencia para quedarse en nuestras vidas durante días e incluso semanas.

Y es ahora, justamente en agosto, cuando se cumple un año del que fue uno de los viajes más singulares y extraños que he hecho hasta el momento, una expedición arriesgada al punto más lejano hacia el norte en el que estado, una visita al país de Finlandia. Como ya pudisteis seguir durante esos días, visité un total de tres parques que vendrían a ser los más representativos de la geografía finlandesa: Linnanmaki, Power Park y Särkänniemi.

Precisamente de ese último, de Särkänniemi, es del que voy a hablar a fondo durante este par de semanas que se nos presentan por delante y le dedicaré algunas entradas, por lo que hoy, en Bloggercoaster, iniciamos el análisis de uno de los parques de atracciones más singulares y completos que he encontrado jamás... ¡en Finlandia!


El inconfundible estilo nórdico

Visitar Särkänniemi es sin duda un estímulo para el entusiasta de parques occidental, una muestra de que el estilo de construcción y de organización de un parque de atracciones puede variar y mutar del estándar más simple hasta adquirir belleza y carisma propios. Särkänniemi se nos presenta como un reducto de ingenio, una demostración de que el conocido como estilo del norte o nórdico es palpable y ofrece movimientos y estrategias realmente brillantes.

Pero antes de entrar al parque, y como viene siendo tradición, es momento de hablar de su sistema de entradas/billetes/tickets. Särkänniemi funciona como la mayoría de parques del norte mediante el sistema de pay per ride, en el que adquiriremos un ticket pagando un importe previamente establecido por cada ride. El problema es que los precios, si tuviéramos que pagar una tarifa por cada elemento, son realmente prohibitivos.

Para que os hagáis una idea: las rides kiddies cuestan 5€ y las extremas/coasters salen por 10€ cada ciclo (recordad que en Finlandia la moneda oficial es el euro). Por lo que indudablemente lo que sale más rentable si queremos visitar el parque al completo es sacarse la wristband que nos permitirá riddear todo por un precio inicial.


Existen 2 wristbands distintas: la Ride Pass (pagando un importe de 27€ y pudiendo tener acceso a todas las rides y coasters del parque) y la Adventure Pass (pagando un importe de 38€ y pudiendo disfrutar de todas las rides además del Dolphinarium, Planetarium y Aquarium, además de la torre Näsinneula). En mi caso particular quise disfrutar del parque al completo así que adquirí una wristband Adventure Pass.

¿Que qué es la torre Näsinneula? Muy sencillo, una colosal y amenazadora torre de telecomunicaciones erguida en el centro justo de la península que ocupa el parque y que con una altura de 124 metros se ofrece como inmejorable mirador a varios kilómetros a la redonda:


Pero de ella ya tendré tiempo de hablaros un poco más a fondo más adelante, ya que después de haber repasado las tarifas y haber adquirido nuestra pulserita, sin casi darnos cuenta habremos entrado al parque de lleno ya.

Lo primero que nos encontramos ante nosotros es una gran plaza abierta cuyo centro ocupa el edificio que alberga la base de la torre Näsinneula. A la derecha en esa misma plaza encontraremos hileras de pequeños restaurantes donde podremos adquirir refrescos, helados, chucherías o snacks:


A la derecha, en uno de los rincones de la plaza, nos encontraremos la primera ride que oficialmente no aparece en el mapa del parque ya que NO está gestionada por el propio parque sino explotada por dueños distintos (por lo que hay que andar con ojo ya que la wristband no nos servirá para riddearla), se trata de un carrousel bastante simple y este es su dorado aspecto:


La distribución de Särkänniemi es bastante irregular y se extiende por una gran península alargada con una forma similar a un óvalo, por lo que habiendo entrado y situándonos en esta plaza inicial de bienvenida, podemos optar por torcer hacia la izquierda, seguir rectos o hacerlo hacia la derecha.

Para seguir un orden correcto giraremos hacia la izquierda y nos toparemos, caminando apenas unos 30 metros, un gran edificio semicircular y acristalado en cuyo interior encontramos el Delfinaario (sí, en finés se escribe casi igual que en castellano):


Recordad que si adquirís la wristband Adventure Pass tenéis el acceso a este delfinario incluido, mientras que si no adquirís esta pulsera de tarifas tendréis que abonar 8 euros por acceder a ver las acrobacias de estos cetáceos marinos. Yo personalmente opté por no acceder al espectáculo ya que no suele ser muy de mi agrado este tipo de shows (además, teniendo ante mi más de 40 rides, me faltaba tiempo constantemente).

Los rápidos vanguardistas

Justo al pasar por delante del delfinario se extenderá a nuestra derecha la que posiblemente sea la ride que ocupa más extensión de terreno en todo el parque, un clásico entre clásicos que en este caso encontramos totalmente reinventado empezando por su complejo nombre, Koskiseikkailu:


A simple vista pueden parecer unos rápidos más, de corte genérico y facturados por la suiza Intamin, pero conforme nos adentramos en el interior de las colas, los accesos, los miradores, los canales y la estación es cuando vemos el potencial real de esta ride:


Y es que todo, absolutamente todo, está diseñado con cortes arquitectónicos vanguardistas. Los canales que acogen los rápidos de agua son de cemento visto, sin intencionalidad de ser ocultados a la vista, sin añadir rocas artificiales o elementos de jardín que los hagan más agradables a la sensible vista del público general. El cemento es visto y sus curvadas formas forman parte a su vez del todo como si de una gran obra de arte se tratara.

Echad un vistazo a la estación de carga, con un edificio en media luna hecho completamente de madera roja:


Todos los elementos de estos Koskiseikkailu responden a un extremo diseño de corte geométrico, todo es lineal, impera la perfección en las formas: o completamente circulares o completamente rectas. No hay un theming orgánico, no hay cuevas, no hay rocas, no hay bichitos que nos saludan a nuestro paso. Incluso el túnel por el que se adentra la coaster está hecho de planchas de cemento cuadriculadas. Todo responde a un diseño plenamente vanguardista al servicio de una ride que hoy en día ya es un clásico:


Quizás estos rápidos no sean los estéticamente más bonitos del mundo. Quizás como rápidos tampoco valgan demasiado la pena (de hecho están diseñados para evitar al máximo el remojado de los viajeros, con muy pocos desniveles y cascadas ya que no olvidemos que estamos en un país donde el calor y el sol duran apenas un par de meses). Pero de lo que no cabe apenas duda es de que el nivel de diseño y estética de estos KoskiseikKailu es digno de elogio y admirable, muy diferente a lo que estemos acostumbrados a ver.

El skate gigante de Intamin

Y si hemos salido prendados por la belleza estética de los rápidos de Särkänniemi, ahora es momento de volver a levantar la vista para admirar una de las coasters más extrañas y únicas que nos podemos encontrar en el continente europeo. Su nombre es Half Pipe y efectivamente se trata de una half pipe coaster de 30 metros de altura construida por la prolífica Intamin AG:


Algo que me dejó completamente anonadado es el hecho de que la coaster, por pequeña y compacta en extensión de terreno, está encajada en un desnivel francamente difícil de salvar en el parque ya que, como veréis en la siguiente fotografía, la altura de la base que ocupa los soportes y la estación de la coaster es de 4 pisos en total (4 pisos que deberemos subir mediante escaleras y que cuenta con ascensor para minusválidos).

Echad un vistazo sino a la pasarela que se extiende a la salida de la coaster y que nos lleva directamente a la parte alta de este desnivel en el terreno:


Creo sin duda que la intención por parte de Särkänniemi a la hora de encargar en 2002 el proyecto a los suizos fue la de ofrecer ese extra de altura para añadirle más emoción si cabe a un credit que vendría a ser difícil de definir.


En esencia Half Pipe es un vaivén de velocidad progresivamente acelerada y posteriormente progresivamente frenada en el que poco a poco iremos adquiriendo altura a uno u otro de sus dos brazos hasta alcanzar la nada despreciable altura de 30 metros (potenciada por esos 15 metros de altura de la base). Para añadirle todavía más emoción al asunto vale la pena indicar que sus asientos son elevados, por lo que la sensación es totalmente floorless, más teniendo en cuenta que los dos ejes que tiene el tren de esta coaster son giratorios a su vez.

Y aunque os pueda llamar muchísimo la atención por su estética mucho cuidado porque estamos ante un armatoste infernal (prueba de ello son las poquísimas unidades que vendió en su día Intamin). Para empezar el ruido de esta coaster es atronador (tened en cuenta el tamaño de la chapa del tren retumbando al paso de las uniones de vía), para continuar NO es un credit "male friendly", es decir, vuestras bolsas del té van a sufrir de lo lindo.

Y finalmente, a nivel de emociones, simplemente aporta unos grados más de inclinación (totalmente vertical) al vaivén que ya podemos experimentar de una manera más suave en una disk'o de Zamperla, por poner un ejemplo.

*****

Nos detenemos en este punto en concreto del parque para poder tomar aire y acostumbrarnos a lo que se nos va a venir encima, nada más y nada menos que uno de los mejores parques de atracciones que he pisado hasta el momento, pronto veréis porqué (aunque hasta el momento ya habéis descubierto algunos elementos).

Se que quizás la extensión de las entradas de análisis de Särkänniemi no serán tan largas como os tengo acostumbrados a que sean, pero he querido distribuir algo mejor la cantidad de elementos a analizar por entrada para poder así repartir mejor la lectura, que ahora en veranito apetece de manera refrescante en pequeñas dosis diarias.

Y sí, leéis bien, a partir de hoy inicio el análisis de este parque a razón de una entrada diaria así que mañana mismo descubriremos más secretos que tenemos por descubrir de este inquietante recinto finlandés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada