viernes, 21 de noviembre de 2014

El gran viaje - Día 2


Bienvenidos a esta segunda jornada de viaje a través de la calurosa y lejana Los Angeles. El episodio de ayer fue una especie de bienvenida, de acogida a tod@s vosotr@s y de recepción a lo que voy a ir narrando estos días siguientes, pero hoy ya nos vamos a poner de lleno con las bitácoras y el material documental que, probablemente, sean protagonistas de muchas entradas de cara a 2015.

Para empezar, el segundo capítulo en vídeo donde os muestro imágenes de algunos puntos donde hice visita turística el martes y que responden a los lugares que todos hemos visto en alguna que otra ocasión en series de televisión o películas:


Efectivamente, el segundo día de viaje lo organicé como un calentamiento antes de empezar intensamente con los grandes parques. Para ello distribuí el día en 3 partes: Santa Monica, Venice Beach y el teatro Kodak (lugar donde una vez al año se extiende la famosa alfombra roja de los Oscar).


El objetivo parqueril estaba claro: Pacific Park, un microparque alejado de absolutamente todo y que aparece, como un champiñón, allí donde menos te lo esperas:
 Pacific Park resultó ser un pequeño bombón, más turístico que relevante, para qué nos vamos a engañar, pero una buena joya en cualquier preciado tesoro de cualquier cazador de credits ya que en su interior nos encontramos con West Coaster, posiblemente la Vekoma más famosa del mundo (o la mas fotografiada seguro):
 El parque está construido encima de un muelle (o "pier" en inglés) y se extiende a lo largo de unos 300 metros con un grupo de rides de menos de una docena, de distinta tipología entre ellas pero quizás con un ambiente muy familiar y cercano, casi rozando lo infantil. De ello ya me encargaré de hablaros en un futuro capítulo de Vloggercoaster ;)

En el mismo muelle, en Santa Mónica, encontramos también el famosos final de la ruta 66, vía por excelencia de EEUU y alimento de numerosas leyendas, historias y demás narraciones:
 El parque se ve en apenas 10 minutos y, si te dedicas a riddear lo aprovechable que tiene lo tienes listo en 1 hora, así que me decidí a hacer un poco de turismo sano por Los Angeles y alquilé una bicicleta en el puesto que hay justo delante del pier. Una hora de alquiler 7 dólares y el paseo marítimo hasta Venice Beach (playa archiconocida de la ciudad) por delante:
 En Venice Beach veremos las típicas y tópicas escenas americanas con musculados patinadores, numerosas chicas en bikini, ambiente surfero, skaters y en general un montón de vida en la calle (y turismo, mucho turismo).

Pero desde hace poco más de un año hay cierto componente de estos lugares que es reconocible a leguas por los que jugamos (me incluyo) al famoso videojuego GTA V y es que en el juego se recrean, casi a la perfección, numerosos lugares que pude visitar en la realidad. El pier de Santa Mónica es uno (increíble el esmero por el detalle a la hora de programar absolutamente todo), pero hay otros, como por ejemplo el gimnasio público de Venice Beach:
 O los paseos con palmeras donde, probablemente, en alguna ocasión nos ha intentado acorralar la policía en una de muchas persecuciones:
 Una vez devolví la bicicleta me dispuse a tomar un taxi y enfilar el camino hacia el teatro Kodak, en el Downtown, la zona más comercial de la ciudad, por así decirlo. El taxista, un armenio llamado Max, me hizo una buena explicación de alguna de las movidas políticas y sociales que se viven ahora mismo en la ciudad, como por ejemplo el constante asedio que se le está realizando a Obama por parte de todos los flancos posibles.

Pero bueno, no estamos aquí para la política, sino para el disfrute. El Kodak Theatre, conocido por numerosas referencias visuales y significativas como su espectacular fachada:
 Por estar en el centro del conocido Paseo de la Fama (donde sí, puedes encontrar centenares de estrellas de famosos actores y actrices, cantantes, figuras de la televisión, etc). Y también por contener, en su entrada, las huellas de manos y pies de numerosos actores y actrices que así lo han decidido a lo largo de la historia. Es muy curiosa por ejemplo la huella de C3PO y R2D2, por cierto.

Y cómo no, era casi obligada la fotografía al monte de Hollywood con su icónico letrero blanco. Lo que pasa es que si alguna vez os venden que desde el Kodak Theatre es uno de los mejores puntos para sacarle foto, ¡miau! Os engañan. Con la cámara reflex y atinando al máximo, esto es lo que saqué:
 Se ve más la cruz brillante que han puesto a la izquierda que el letrero en sí. Pero bueno, poco a poco voy tachando elementos turísticos de la lista. A última hora del día me refugié de nuevo en el hotel (Santa Monica Motel) para tomar una rica y merecida ducha, recopilar el material que había grabado o fotografiado y preparar de lleno la visita del día siguiente que, esta vez sí, incluye un gran GRAN parque temático. Pero eso ya será material para la entrada de mañana ;)
Como ya os dije que haría, voy a dedicarme a relatar la "dieta" que seguí este segundo día en el que decidí hacer 3 comidas (el tiempo tampoco apremiaba mucho, así que no tenía demasiado para entretenerme y veréis que las 3 son de tomar rápido en cualquier sitio sentado).

Por la mañana me dirigí al Coffee Bean, un local situado justo a las puertas de Pacific Park y, esperando media hora a que abrieran el parque, me dispuse a tomar un desayuno con un café con leche y un croissant delicioso:
 A mediodía (más bien media tarde, porque eran las 4 o así) me dispuse a comer algo muy típicamente americano pero con cierto toque oriental. Se trata de un perrito caliente que en esta ocasión adquirí en uno de los puestecitos que hay distribuidos en el Pier y que respondía al nombre de Avocado. Consistente en el pan y salchicha típicos de siempre, pero añadiéndole aguacate, ligero toque de chili, cebolla y unas gotitas de lima. ¡Delicioso!:
 Y ya por la noche, tras una jornada agotadora de caminar, bicicleta y sol durante todo el día, me acerqué de nuevo por el Wallmart que había cerca del hotel y adquirí una bandejita de sushi (recordad que los Californian Rolls vienen de algún lugar llamado California jeje), una bandeja de fruta fresca similar a la del día anterior, una bolsita de frutos secos y una botella de agua.

Y con esto me fui a dormir. Bueno, con esto y con la imagen del ratoncito orejudo metida en mi cabeza ya que al día siguiente... bueno, eso os lo explicaré mejor en la siguiente entrada.

Mañana os explico...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada